Historia de Ipiales IV.

septiembre 6, 2019

Corregimiento de Las Lajas, Ipiales, Nariño

Corregimiento de Las Lajas.

Hacia la parte sur-oriental del municipio de Ipiales se  encuentra el corregimiento de Las Lajas, aquí se ubica el  santuario  de  su mismo nombre, considerado como uno de los  más  bellos  del  mundo por su topografía accidentada y  atrevida  arquitectura  medieval, construido en un espacio muy abrupto del  río  Guáitara,  que  los peregrinos se impresionan y le dan un valor solemne y religioso.

El  santuario  de  Las  Lajas,  por  las  características   antes descritas es visitado por  peregrinos  que  vienen  de  diferentes partes del mundo, generando en el corregimiento de  las  Lajas  en particular y en el municipio  en  general  servicios  y  funciones complementarias  que  permiten  a  sus  habitantes    desarrollar actividades  comerciales  con  artículos   religiosos,    visitas turísticas,  desarrollo  del  transporte,   infraestructura    de servicio hotelero  y  comercialización  de  artesanías;  de  igual manera la organización  espacial  se  desarrolla  en  un  corredor comercial que se extiende desde la  ciudad  de  Ipiales  hasta  la basílica y a la vez se ha desarrollado una economía importante  en el área de influencia alrededor de la basílica.

Las Lajas ha sido un lugar donde, además del fervor religioso, los ipialeños han podido establecerse como pequeños comerciantes aprovechando la actividad turistica que allí se desarrolla.

Lastimosamente, el desarrollo arquitectonico del Corregimiento ha sufrido transfomarciones debido a conflagraciones, de dudosa procedencia, y el desorden en las construcciones que allí se ha permitido.

Los espacios funcionales en torno  a  la  basílica  presentan: un colegio, una  institución  que  imparte  educación  primaria,  una emisora, hoteles, restaurantes, mercado  informal  y  una inspección  de  policía,  los  cuales  permiten  satisfacer   las necesidades de tipo educativo, de servicios públicos,  comercio  y de  seguridad  social  a  sus  habitantes  al  igual  que  a  los visitantes.

Corregimiento de La Victoria.

El  Corregimiento  de  La  Victoria  se  encuentra  localizado  al sur-oriente del municipio de Ipiales en la vertiente oriental   de la cordillera Centro Oriental, sitio de  paso  obligado  entre  la región Andina y el Pie de Monte  Amazónico,  punto  de  referencia para el proceso de colonización  de  esta  región  que  se dio a comienzos de este siglo, en el cual se detectan  cinco  corrientes migratorias registradas en sus actas y documentos de  fundación  y algunos testimonios orales.

 El proceso de colonización del corregimiento de La  Victoria  data desde 1900, la cual se legaliza como  jurisdicción  colombiana  en 1917(Según Acta de fundación de La Victoria No. 2 de 1914).

 El primer grupo migratorio que se estableció en la región,  en  el año de 1900 fue por parte de campesinos, artesanos  y    fugitivos de las guerras civiles, que según versiones de sus  habitantes  al verse perseguidos  se instalaron en el valle del Pun,  sector  que en la actualidad comprende las veredas de El Salado, San  Antonio, La  Palma  y  San  Jorge  pertenecientes  a  Colombia  y las poblaciones de El Carmelo, Santa Bárbara, Cartagena  y  la  Bonita en la república del Ecuador.

 Los  inmigrante  procedían  de  poblaciones  colombianas    como: Ipiales,  Potosí  y  Córdoba,  la  cual  fue  reforzada  por  los caucheros provenientes de la región amazónica en la  frontera  con el Brasil, para lo cual se requería abundante mano de obra. (Chávez, 1960: 125).

Esta migración trajo consigo la intervención del hombre  sobre  el bosque natural, modificando el espacio  mediante  la  apertura  de trochas y establecimiento de viviendas dispersas, que se  ubicaron a lo largo de esta  ruta.  La  población  inicial  para  subsistir utiliza la actividad de la caza de los animales del  entorno  como la  danta,  pavo,  venados.  Y  para  cocer  los  alimentos  y  la construcción  de  viviendas  utilizaron  la  madera  extraída  del bosque especialmente pino colombiano, yalte,  amarillo,  chachajo, cedro y guandera.

Una segunda migración se asentó en la  región,  aproximadamente  a partir de 1914  por colonos procedentes de  Potosí,  que  llegaron con la idea de fundar un pueblo como consta en el Acta  No.  2  de Fundación de la Victoria  del  29  de  marzo  de  1914;  pero  por fricciones políticas e intereses económicos  de  poder  y  espacio con los colonos ya establecidos fracasó este intento.

Según tradición oral y específicamente el testimonio  del Profesor Gilberto Pineda,  oriundo de la región y autor de libro: La Victoria y el Sur-Oriente de Ipiales, Aspectos Históricos y geográficos ( Graficolor, Pasto 2015), manifiesta  que  mediante  el tratado fronterizo “Suárez-Muñoz Vernaza” que se  firmó  en  1916, Colombia  cedió  al  Ecuador  una  área  aproximada  de    30.000 kilómetros  cuadrados  equivalentes  al  actual  departamento  de Nariño,  que incluía una zona de  reserva  productiva  y  rica  en recursos  naturales,  (zona  de  El  Carmelo hoy  territorio ecuatoriano). El sentir patriótico de los  colonos  los  obligó  a fundar una población en el área colombiana con grupos  procedentes de  Potosí,  Ipiales,  Pupiales,  Córdoba  y    Gualmatán, que ingresaron al área por la ruta de Yaramal.

La fundación de La Victoria se oficializa el 21 de Junio  de  1917 (Según Acta de fundación No. 5 de  1917).  Por  la  necesidad  de organizar la población se procedió a  talar una vasta  extensión del bosque y se le denominó  La  Victoria,  nombre  dado  por  sus moradores, debido a la abundancia de  calabazas,  a  las  que  los colonos llamaban comúnmente victorias.

 Otra versión expresa que, el nombre de “La Victoria” se originó  a raíz del pleito   ganado   a  la Universidad  de  Nariño  por  los colonos,  quienes  se  sentían  perjudicados  cuando  el  gobierno departamental  les  cedió  10.000  hectáreas  de  tierras  baldías pertenecientes a los corregimientos de El Encano y La Victoria.

La tercera migración se lleva a cabo en 1.930, época que  coincide con la recesión económica mundial del  29,  migración  constituida fundamentalmente  por  grupos  procedentes  de  Potosí,  Puerres, Ipiales, Pupiales y Pasto, quienes convierten a La Victoria en  un centro de explotación maderera, recurso que se  había  constituido en una fuente importante de ingresos  al  ser  comercializada.  La tala del bosque y el incremento de la población  hicieron  posible un reordenamiento y  valorización  del  espacio  al  dedicar  gran parte de esas tierras a actividades agropecuarias.

La fundación de La Victoria se oficializa el 21 de Junio  de  1917 (Según Acta de fundación No. 5 de  1917).  Por  la  necesidad  de organizar la población se procedió a  talar una vasta  extensión del bosque y se le denominó  La  Victoria,  nombre  dado  por  sus moradores, debido a la abundancia de  calabazas,  a  las  que  los colonos llamaban comúnmente victorias.

Otra versión expresa que, el nombre de “La Victoria” se originó  a raíz del pleito   ganado   a  la Universidad  de  Nariño  por  los colonos,  quienes  se  sentían  perjudicados  cuando  el  gobierno departamental  les  cedió  10.000  hectáreas  de  tierras  baldías pertenecientes a los corregimientos de El Encano y La Victoria.

La tercera migración se lleva a cabo en 1.930, época que  coincide con la recesión económica mundial del  29,  migración  constituida fundamentalmente  por  grupos  procedentes  de  Potosí,  Puerres, Ipiales, Pupiales y Pasto, quienes convierten a La Victoria en  un centro de explotación maderera, recurso que se  había  constituido en una fuente importante de ingresos  al  ser  comercializada.  La tala del bosque y el incremento de la población  hicieron  posible un reordenamiento y  valorización  del  espacio  al  dedicar  gran parte de esas tierras a actividades agropecuarias.

Una cuarta migración se realiza en  el  año  de  1950    hacia  el sur-oriente  de  Nariño,  especialmente  hacia  La  Victoria,  Los Alisales, Monopamba y Llorente, fecha de mayor crisis  política  y social en el país, período donde  se  agudiza  la  violencia    en Colombia, el campesino es sacado de sus propiedades y  obligado  a emigrar a otros frentes de colonización. Cerón, (1985)  manifiesta que  en  el  departamento  se  incrementa  la  pauperización  del campesinado,  es  decir  cuando  se  hace  evidente  el  grado  de hacinamiento al no tener posibilidad de ampliación de la  frontera agrícola, la ausencia  de  nuevas  tecnologías  y    al  no  poder involucrar  actividades  productivas  en  Pasto  y  los   centros regionales, emigran a estas tierras no cultivadas y no  apropiadas jurídicamente.

Una quinta migración  se llevó a cabo en  1976  en  el  territorio comprendido entre los  ríos  Guamuez,  San  Miguel,  Churuyaco  en Colombia y Aguarico en el Ecuador, quienes al dispersarse en  esta región entraron en contacto  con  comunidades  indígenas,  reducto de los Kofanes.

 A partir de entonces el ingreso de nuevos  habitantes a la  región es  constante  y  el  proceso  de  colonización  avanza  hacia  el oriente sobre terrenos baldíos por la necesidad de convertirse  en propietarios  y  establecer  su  hogar.  En  la  actualidad la colonización avanza hacia lugares como la Esfloria,  Azuay,  y  La Estrella.

 

Este proceso de colonización se ha realizado  desde  el  principio en forma espontánea, sin ningún tipo de planeación,  con  carencia de técnicas, provocando la inadecuada utilización de los  recursos y el deterioro progresivo del suelo y la  notable  disminución  de especies maderables y faunísticas,   algunas   al    borde  de  la extinción. (Argotti y Otros. 1991).

En la actualidad La Victoria ha servido como  paso  obligado  para la  colonización  de  una  de  las  zonas  más  productivas   del departamento del Putumayo como el valle del Guamués  y  la  cuenca sedimentaria de la Amazonía, que está  siendo  utilizada  para  la siembra de cultivos ilícitos.

Cabe anotar  que  la  mayoría  de  la  producción  agropecuaria  y forestal  de La Victoria se comercializa en la ciudad de Ipiales y esta a su vez se         constituye en un centro que  ofrece  servicios especializados a los habitantes  de  La  Victoria  y  su  área  de influencia colonizada.

Trabajo de compilación realizado por Pablo Díaz Revelo, de la Casa de la Cultura de Ipiales, basado en el documento multimedia, interactivo Volumen 1 “Municipio de Ipiales. Características Físico- Bióticas. Secretaría de Educación Municipal. Coordinador del Proyecto: Julio Ramón Jácome Benavides. 2016

IPIALES. SITUACIÓN Y LOCALIZACIÓN

IPIALES. SITUACIÓN Y LOCALIZACIÓN

El municipio de Ipiales, se encuentra ubicado al sur de la región andino- amazónica del departamento de Nariño, república de Colombia, formando parte de la meseta de Túquerres e Ipiales y de la Cordillera Centro Oriental.

Acercamiento a la Historia del Municipio de Ipiales III

Acercamiento a la Historia del Municipio de Ipiales III

NUEVO ASENTAMIENTO DE LA CIUDAD

Con relación a la nueva ciudad las evidencias señalan que fueron los clérigos: Andrés Moreno de Zúñiga y Diego de Bermúdez quienes trasladaron (posiblemente en 1585) el antiguo poblado de la loma de Puenes a la plaza mayor, debido seguramente a que Puenes no reunía las condiciones necesarias para la fundación de poblaciones exigidas por la Corona Española y un motivo mayor parece ser la escasez de agua en este sector. (Coral, 1985: 16).

Otros Retazos Históricos

Acercamiento a la Historia del Municipio de Ipiales III

Acercamiento a la Historia del Municipio de Ipiales III

NUEVO ASENTAMIENTO DE LA CIUDAD

Con relación a la nueva ciudad las evidencias señalan que fueron los clérigos: Andrés Moreno de Zúñiga y Diego de Bermúdez quienes trasladaron (posiblemente en 1585) el antiguo poblado de la loma de Puenes a la plaza mayor, debido seguramente a que Puenes no reunía las condiciones necesarias para la fundación de poblaciones exigidas por la Corona Española y un motivo mayor parece ser la escasez de agua en este sector. (Coral, 1985: 16).