CARTA ABIERTA

LO QUE DEJA LA PANDEMIA

Por. Alfonso Cabrera Jaramillo

Mucha gente dice que de esta crisis vamos a salir más fortalecidos, más solidarios, más maduros, más organizados. Yo también quiero ser optimista y creer que todos vamos a aprender la lección, aunque la historia dice lo contrario, en el pasado hubo otras pestes, mucho más letales, con resultados catastróficos, que no sirvieron de nada, la gente que sobrevivió no entendió el mensaje y siguió igual o peor, prefirió olvidar para seguir en su vieja normalidad.

Mucha gente dice que de esta crisis vamos a salir más fortalecidos, más solidarios, más maduros, más organizados. Yo también quiero ser optimista y creer que todos vamos a aprender la lección, aunque la historia dice lo contrario, en el pasado hubo otras pestes, mucho más letales, con resultados catastróficos, que no sirvieron de nada, la gente que sobrevivió no entendió el mensaje y siguió igual o peor, prefirió olvidar para seguir en su vieja normalidad.

No obstante, vale la pena aprovechar la ocasión para aprender algunas lecciones que merecen la pena recordar, para que una nueva generación, mucho más inteligente y preparada, pueda mejorar este mundo que nosotros les entregamos medio desbaratado. 

  • NO OLVIDAR LA HISTORIA, en el pasado hubo muchas pestes que casi acaban con la humanidad, con millones de muertos hace siglos, cuando ni siquiera había hospitales. Las pestes van a repetirse y debemos estar preparados, no podemos volver a decir que nadie se lo esperaba.
  •  ORGANIZAR UN SISTEMA DE SALUD DECENTE, nuestro sistema de salud vigente es un muy buen negocio aparentemente para curar enfermos, no para prevenir enfermedades, prevenir es mal negocio para el actual sistema.
  • MEJORAR EL SISTEMA DE LOS HOSPITALES. Hoy los hospitales son parte del botín político, el personal de salud no tiene seguridad laboral, se les pagan de vez en cuando, faltan equipos, la gente ha hecho colectas para regalarles elementos de protección, mientras tanto el presidente hace chinchimirico la platica de la salud con sus amigos contratistas.
  • CREAR UN VERDADERO SISTEMA DE EDUCACION. Parece que la ministra de educación no conoce el país, o que nunca ha ido a un colegio público, en donde los niños y niñas reciben clases en un penoso hacinamiento, en instituciones que poco a poco pierden el espacio de juegos para construir más aulas. La población crece, el espacio escolar se reduce, las enfermedades aumentan. Hay sectores en los cuales en una sola aula se dictan al mismo tiempo todos los grados.
  • MEJORAR LA ALIMENTACION DE LA GENTE, una buena alimentación depende de dos factores, recursos económicos y educación. Desafortunadamente en los colegios hay un doble discurso, en el aula se enseña los alimentos sanos, pero en los recreos las tiendas escolares son un verdadero atentado a la integridad de los niños. Cuando será que una tienda escolar venda frutas, alimentos naturales, comida sana. Solo comida chatarra para que nuestros niños se enfermen.
  • PROTEGER LA PRODUCCION DE ALIMENTOS. El campo es uno de los sectores más desprotegidos, las tierras son saqueadas, los indígenas y campesinos son discriminados, los jóvenes abandonan el campo, con razón. Sin políticas de apoyo, la producción de alimentos está en peligro.
  • REDUCCION DE LA PROBREZA Y EMPRENDIMIENTO. En un país politiquero la gente desarrolla las habilidades de la lambonería, no la creatividad innovadora. Hace falta promover una cultura emprendedora para crear riqueza, educar nuevas generaciones innovadoras, con programas y formadores con mayor calidez humana y acceso a la tecnología.
  • BUENOS SERVICIOS PUBLICOS. Igual que la salud y la educación, los servicios públicos domiciliarios funcionan en instalaciones viejas, recontra-optimizadas, esa platica se perdió en los contratistas. En general los servicios de agua, aseo, energía, comunicaciones, son de mala calidad, de baja cobertura, costosos y esporádicos.
  • EDUCACION SEXUAL. Muy pocos municipios e instituciones educativas se han atrevido a enfrentar el tema. Una verdadera educación sexual permitirá que las parejas se protejan y eviten tanto embarazo adolescente, que en Ipiales se acerca a los 300 bebes cada año, de niñas entre 15 y 19 años. El aumento de la población imposibilita la cobertura de servicios y genera mil problemas sociales.
  • EDUCAR EN VALORES. Comenzando por el amor y el respeto a uno mismo, el autocuidado, el lavado de las manos, el aseo, los buenos hábitos. Solo quien se quiere y cuida a si mismo tiene la capacidad de respetar y cuidar a los demás.
  • RESPETO A LA NATURALEZA. Existe consenso en que el origen del Covid-19 se encuentra en el abuso en la depredación de la naturaleza, en la supe explotación y el consumo desmedido de los recursos naturales, generando grandes desequilibrios ecológicos. La naturaleza se defiende, con sequias, inundaciones y plagas. Si no entendemos y respetamos la naturaleza, estamos cavamos nuestra propia tumba.

Se ha insistido a los gobernantes en la atención a estos temas, lastimosamente, desde el presidente de la república, los gobernadores y los alcaldes, le dan prioridad a los contratos de construcción, a las remodelaciones de parques, pavimentaciones, poco les importa invertir en la gente, que es lo importante, o sea, la salud, la educación, las familias, el trabajo para los pobres.

Si los gobernantes no entienden lo importante, la gente debe asumir el compromiso, lo que les viene a las próximas generaciones será peor.

luisalfonsocabrera@yahoo.es

1 Comentario

  1. Efraín Armando Guerrero Paz

    Muy agradable su artículo y sobretodo, muy acertado.
    Un fuerte abrazo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

¡Envíanos Tu Artículo!