VIVIENDO EL CARNAVAL DEL PERDON. SIBUNDOY-PUTUMAYO 

  Por: Carlos Efraín Rosero V.

Perdonar y pedir perdón es lo más importante en el día grande también conocido como Bëtscnate (Comunidad Kamëntsá) o Kalusturinda (Comunidad Inga).  

 

 

La experiencia en este carnaval sobrepasó todas las expectativas,  porque el  primer interés fue el de fotografiar todo su  colorido, estampas y expresión cultural;  pero al involucrarme dentro de él  no sólo  como  espectador, sino  como un integrante de estas comunidades puedo decir que vivir  esta unión entre estos dos pueblos   sencillamente es una experiencia de paz, tolerancia, respeto y cariño.

Los Kamëntsa y los Inga, engalanados con sus más coloridos trajes, se visten  con cusmas (mantas) y  sayos (ponchos), sobre sus cabezas lucen coronas de plumas, para recibir la energía de las aves y otros  llevan coronas de largas  cintas  de colores que representan el arcoíris,  dispuestos  para recibir el comienzo de un nuevo año y la exaltación de los valores ancestrales; la ceremonia inicia a las 10 de la  mañana  con el Matachín, un personaje de mascara roja y atuendo lleno de plumas de colores. Con una campana, el Matachín llama al pueblo para que se una a la celebración. Acto seguido, otros personajes del Carnaval  Los Bandereros, La Mama Mandad y Las Batas, el Taita gobernador acompañado de sus Alguaciles, Los Sanjuanes y Saraguayes y toda la comunidad de Sibundoy lo acompañan en su caminata por las calles   desde una pequeña  capilla  en la que veneran  a la virgen de  las Lajas, ahí  adornan  su cuadro  con flores y cintas y con este salen  danzando al compás de tambores, flautas,  quenas, y otros instrumentos.  

Propios y foráneos se unen a esta celebración  permaneciendo  en estado de  catarsis  hasta llegar al Parque de la interculturalidad  y a  la Iglesia  Catedral San Alfonso María De Ligorio, ahí son esperados por la comunidad católica, obispos, hermanas, y padres, quienes los reciben  fortaleciendo los lazos de fraternidad y en donde los protagonistas son la reconciliación, el perdón y el agradecimiento.

Lo que más destaco de esta celebración es su importancia como ritual de agradecimiento y perdón,  entender nuestras raíces indígenas y la necesidad de reconciliación que los tiempos actuales piden.

crvedisarq@hotmail.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

¡Envíanos Tu Artículo!