EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

junio 19, 2020

El disfraz, es uno de los elementos más importantes de representación en la fiesta, el rito, el mito y la leyenda. El ser humano para comprometerse con los dioses o para congeniar con la naturaleza, aprendió a mimetizarse, a asemejarse a los animales, a los árboles, a  los pájaros, a imitar el ruido del viento, el agua, todo para rendir culto a los dioses, luego, para llamar la atención del oponente o compañero.

El disfraz, es uno de los elementos más importantes de representación en la fiesta, el rito, el mito y la leyenda. El ser humano para comprometerse con los dioses o para congeniar con la naturaleza, aprendió a mimetizarse, a asemejarse a los animales, a los árboles, a  los pájaros, a imitar el ruido del viento, el agua, todo para rendir culto a los dioses, luego, para llamar la atención del oponente o compañero.

En las batallas los guerreros se disfrazaban para proyectar una imagen aterradora ante sus adversarios,  para ello creaban una suntuosidad  en torno a sus legiones, capaz de asustar al adversario más valiente. Más tarde, cuando comienza a tomar forma la vida en sociedad; en el teatro griego, por ejemplo, se empiezan a utilizar los atuendos con propósitos de divertir al público, pero esto no impide que entre las tribus y culturas, el disfraz siga siendo utilizado en los rituales mágico-religiosos.

Los aborígenes utilizaban la máscara y las pieles de animales de caza como el jaguar, el tigre, el oso, o el elefante para mimetizarse y convertirse en el espíritu del animal que les rinde culto a sus dioses. El elemento primigenio del disfraz, como lo podemos deducir, es la máscara, el antifaz, utilizado en las representaciones teatrales y en los bailes nobiliarios de la edad media. Hasta ahora, el disfraz no deja de ser sinónimo de vestimenta u ornamenta diseñada con el propósito de llamar la atención con fines religiosos, artísticos,  lo que significa que el disfraz no viene del ayer sino desde siempre, está arraigado entre nuestro mundo consuetudinario.

Motivos religiosos indujeron a los antepasados a cambiar de “persona” en las grandes fiestas, en honor de los muertos, o en homenaje a los dioses y motivos de terapia mental individual o colectiva son los que imprimen fuerza a los carnavales.

De acuerdo a la historia del arte, los primeros disfraces eran máscaras, que, según el gesto que tuvieran  representaban el humor de quien las portaban. Así, el actor que llevara una máscara en la cual se resaltaba la risa, sería el bufón de la obra y el que portara la máscara con el ceño fruncido representaría la maldad.

Partiendo de una prenda elemental como el antifaz o la máscara, hasta llegar a la trasformación total, mediante el disfraz los humanos tenemos la oportunidad de ser otros. Es la catarsis, el desdoblamiento, el espanto de los malos espíritus que de pronto nos pueden invadir.

En el carnaval de Ipiales, el disfraz juega un papel importante en la fiesta, primero con el antifaz, -una pieza hecha con una lámina de plástico trasparente en forma de gafas que protegía los ojos, del talco y la alhucema-; con la máscara de franela imitando a los ídolos de la lucha libre mejicana, la transformación en los personajes típicos del pueblo, como el voceador de periódico, o el bobo del pueblo.

Etimológicamente, el término “disfraz” no tiene una tesis precisa frente a su origen y evolución; al parecer proviene del catalán desfressar (desfigurar, disimular, falsear) pero esto, realmente, no está comprobado. Lo cierto es que, el carnaval es quien lo acoge tomando sus orígenes por una parte del teatro y por otra del culto a los antepasados. El disfraz es asumido como la asunción de la personalidad que persigue objetivos mágicos durante las celebraciones y los ritos.

El hombre sede a la conducta de suplantación a la crítica constructiva sobre un hecho histórico trascendental; se lo toma como la imitación artística de personajes reales o imaginarios, reconocidos de la mitología, de la farándula, de la literatura, el cine, la televisión o de las culturas ancestrales; se caracteriza por que a través de un atuendo, maquillaje, antifaz o máscara el actor asume la personalidad del motivo que representa de tal manera que, quien lo porta, no sea reconocido fácilmente como tal y que combine el diseño y la creatividad con la expresión corporal.

La  máscara,  es  el elemento  primigenio  del juego  de  carnaval,  para los    más    osados,    para los   que   se   inmiscuyen en  el  rito  del  cosmético, con   él   se   comparte   la responsabilidad de enmascararse,    con     el blanco  o  con  el  negro, mimetizarse entre el tizne del   carbón;   la   “pintica” es la invitación para que el  contendor  le  permita transformar     el     rostro, asumir el rol del esclavo o  del  amo,  el  juego  de la     máscara     elaborada rápidamente       con       el cosmético, es un acto de confianza donde el uno le ofrece el rostro, -e incluso el cuerpo- para que lo disfrace, lo enmascare.

Bernardo Andrade Tapia, (2008), refiriéndose a la máscara sostiene: Sin máscara, toda la magia del carnaval se pierde, se diluye, se anula; es el trabajo de la  plástica, el ingenio, la creatividad, el acabado, el colorido, el montaje; como el uso de materiales como: el papel maché, el cartón, la madera, la malla, la pintura, etc.; que le imprimen grandiosidad, que fascina, que lo encumbra y eleva a la categoría de Patrimonio Cultural de la Nación (ley 706 de 2001), como lo es el Carnaval de Blancos y Negros certamen singular, lleno de esplendor, único en el mundo”.

En el carnaval de Ipiales, el disfraz juega un papel importante en la fiesta, primero con el antifaz, -una pieza hecha con una lámina de plástico trasparente en forma de gafas que protegía los ojos, del talco y la alhucema-; con la máscara de franela imitando a los ídolos de la lucha libre mejicana, la transformación en los personajes típicos del pueblo, como el voceador de periódico, o el bobo del pueblo.

En cuanto al disfraz en el carnaval  de Negros y Blancos de Ipiales, se conoce que en la década de los 50, el siglo pasado, los ipialeños ya se disfrazaban para  concursar y salir a disfrutar de las fiestas de Blancos y Negros, el 6 de enero; entre otros, está don Alfredo Salas quien,  recién llegado a la ciudad de las nubes verdes, se gastó unos buenos pesos para personificar a alguien reconocido en el año y presentarlo desfilando sobre la Calle Real, (Carrera 6ª) para ganarse los $ 50 pesos de premio.

María Fernanda Vera y Carlos Monenegro Jr. artístas del Carnaval Multicolor de la Frontera- (disfraz por pareja)

En el Carnaval de Negros y Blancos en Ipiales, hoy llamado Carnaval Multicolor de la Frontera, antes que la carroza, antes que la misma murga o la comparsa, primero fue el disfraz, arrebatado de los sainetes, comedias y obras de teatro montadas por actores empíricos agrupados por organizaciones como la Sociedad Cultural Bolívar, La sociedad dramática “El Trabajo”, el Sindicato de Zapateros, el Sindicato de Carpinteros, la Sociedad el Carácter; o de las mismas películas mejicanas que se exhibían en el Teatro Bolívar. Surgen artistas como Doña Ligia Zambrano, José Pepinosa, Carlos Montenegro Solís, (Tolí de la Barca), Alirio Mejía, Josefina Guerrón, Berta Judith Coral, Gilberto Coral, Jorge Coral, Libardo Revelo, Cruz Trujillo, Segundo Pio Tena, Gerardo Cabrera, Milton Cabrera, Jaime Yépez Ponce, Campos López, quienes desde el Barrio El Gólgota, cada 6 de enero, se disfrazaban y salían a desfilar por la Plaza 20 de Julio y la Calle Real.

Se destacan también, otros personajes que vinieron a trabajar a Ipiales,  quienes también se contagian de las ganas de jugar el carnaval disfrazándose de algún personaje popular y reconocido por la comunidad. Visten también el disfraz de carnaval, en Ipiales: Luis Sarasti, José Yamá, Eduardo Meneses, Roberto Goyes, Gilberto Nazaty, Fabio Verdugo Flórez, Fabio René Rosero, Elena Ramírez Grijalba, Jairo Parra, Oswaldo Guifo García con su hermano Carlos Gaitán,  Rosario Jurado entre muchos, muchos más.

El disfraz es parte del juego de carnaval en su preparación, entre los aditamentos, están: el cosmético, la serpentina y el atuendo, en principio el vestuario que comprendía la ropa más vieja, que se tenga para que soporte el rigor de “la pintada” o “talqueada”, el saco (Chaqueta o bléiser) al revés; mientras que los más osados, días previos al carnaval comenzaban a diseñar y elaborar su vestuario con el fin de llamar la atención, representando algún personaje popular de la época, que tenga algún carácter mítico o de leyenda.

La  máscara,  es  el elemento  primigenio  del juego  de  carnaval,  para los    más    osados,    para los   que   se   inmiscuyen en  el  rito  del  cosmético, con   él   se   comparte   la responsabilidad de enmascararse,    con     el blanco  o  con  el  negro, mimetizarse entre el tizne del   carbón;   la   “pintica” es la invitación para que el  contendor  le  permita transformar     el     rostro, asumir el rol del esclavo o  del  amo,  el  juego  de la     máscara     elaborada rápidamente       con       el cosmético, es un acto de confianza donde el uno le ofrece el rostro, -e incluso el cuerpo- para que lo disfrace, lo enmascare.

El día señalado, los disfrazados, se encontraban entre amigos y se disponían a jugar el carnaval en pareja o “en gallada”, el encuentro de estos artistas espontáneos da origen al disfraz por pareja, la murga o la comparsa que aglutinaban a los mimetizados alborotando al son de cánticos destemplados e instrumentos musicales improvisados.

EL disfraz en el Carnaval Multicolor de la Frontera ha sufrido importantes trasformaciones: para el concurso, la  modalidad se dividió en: individual y por pareja, y se le ha involucrado un gran porcentaje de plástica; en algunas ocasiones se ha querido imitar al disfraz que fuera adoptado en el carnaval de Blancos y Negros de Pasto, con los famosos ‘cabezones’, o ‘plataformas’.

En las bases de concurso, que se manejan en nuestro carnaval, se define al disfraz individual como un: “Atuendo fantástico exhibido por una persona, que rescata los valores, virtudes de una persona o representa una crítica constructiva sobre una actitud u hecho histórico trascendental. Imitación de personajes reconocidos de la mitología, la farándula, la literatura, el cine,  o la televisión. También se dice que es la simulación artística de un personaje real o imaginario y se caracteriza por que a través de un atuendo, maquillaje, antifaz o mascara el actor asume la personalidad del motivo que representa, de tal manera que quien lo porta no sea reconocido fácilmente y que combine el diseño y la creatividad con la expresión corporal”

Y el disfraz por pareja adopta la anterior definición c: “Atuendos fantásticos exhibidos por dos personas que hacen conjunto armonioso y complementario, que rescata los valores, virtudes de personas o representaciones con una crítica constructiva sobre unas actitudes o hechos históricos trascendentales”.

Tomado de Historias de carnaval, Volumen I. Alirio Velásquez V. Ediciones Excedra. Ipiales 2013.

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

El 31 de diciembre de 2019, un día de mucha trascendencia cultural en el Municipio de Ipiales al Sur de Nariño, es la fecha en que se da inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera, El desfile de años viejos y viudas abre las actividades de esta expresión cultural que va hasta el 7 de enero. A continuación damos a conocer los ganadores en las modalidades Año Viejo…

JUEGOS DE CARNAVAL

JUEGOS DE CARNAVAL

…Jugar el carnaval es muy propio de los nariñenses, lo que significaría una regresión a la niñez, pintarse, tiznarse, embadurnarse, untarse de ’pueblo’ de color, de raza de libertad. Al mismo tiempo es un desdoblamiento de la personalidad al ocultarse tras un antifaz, una máscara, un disfraz o tras el mismo cosmético…

El Carnaval Andino en Ipiales, al Sur de Nariño

El Carnaval Andino en Ipiales, al Sur de Nariño

… el carnaval que se genera en Ipiales y municipios aledaños de la ex provincia de Obando hace parte de las fiestas originarias de Latinoamérica con más influencia indígena y que poco o nada tienen de los carnavales europeos. Para la mayoría de los cultores del carnaval de Nariño, sus cauces se encuentran ligados a la lucha de los esclavos africanos, por su libertad en el tiempo de la colonia española…

El Desfile de Años Viejos y Viudas, Cerrará la Tradicional Senda del Carnaval Multicolor de la Frontera.

El Desfile de Años Viejos y Viudas, Cerrará la Tradicional Senda del Carnaval Multicolor de la Frontera.

El desfile de años viejos y viudas que el 31 de diciembre abre el Carnaval Multicolor de la Frontera en su versión 2019-2020, será el único evento que conservará el recorrido, que desde hace 16 años aproximadamente se había mantenido, partiendo desde el sector del Auto Panamericano hasta la carrera 6ª entre calles 4ª y 3ª; del 2 al 6 de enero, la senda, por decisión del Alcalde electo, retomará el recorrido desde el Barrió Puenes (Cuatro esquinas) hasta el Sector del Cid….

Más del Carnaval

JUEGOS DE CARNAVAL

JUEGOS DE CARNAVAL

…Jugar el carnaval es muy propio de los nariñenses, lo que significaría una regresión a la niñez, pintarse, tiznarse, embadurnarse, untarse de ’pueblo’ de color, de raza de libertad. Al mismo tiempo es un desdoblamiento de la personalidad al ocultarse tras un antifaz, una máscara, un disfraz o tras el mismo cosmético…

El Carnaval Andino en Ipiales, al Sur de Nariño

El Carnaval Andino en Ipiales, al Sur de Nariño

… el carnaval que se genera en Ipiales y municipios aledaños de la ex provincia de Obando hace parte de las fiestas originarias de Latinoamérica con más influencia indígena y que poco o nada tienen de los carnavales europeos. Para la mayoría de los cultores del carnaval de Nariño, sus cauces se encuentran ligados a la lucha de los esclavos africanos, por su libertad en el tiempo de la colonia española…

El Desfile de Años Viejos y Viudas, Cerrará la Tradicional Senda del Carnaval Multicolor de la Frontera.

El Desfile de Años Viejos y Viudas, Cerrará la Tradicional Senda del Carnaval Multicolor de la Frontera.

El desfile de años viejos y viudas que el 31 de diciembre abre el Carnaval Multicolor de la Frontera en su versión 2019-2020, será el único evento que conservará el recorrido, que desde hace 16 años aproximadamente se había mantenido, partiendo desde el sector del Auto Panamericano hasta la carrera 6ª entre calles 4ª y 3ª; del 2 al 6 de enero, la senda, por decisión del Alcalde electo, retomará el recorrido desde el Barrió Puenes (Cuatro esquinas) hasta el Sector del Cid….