Jorge Eliécer Gaitán y su Vínculo con el pueblo de Ipiales

mayo 1, 2020

“El Dr. Jorge Eliécer Gaitán siempre tuvo por el pueblo de Ipiales una deferencia especial: haciendo una pequeña recordación comprenderemos como estaba sentimentalmente ligado a  esta tierra y cómo Ipiales estaba obligado para con él.

Jorge Eliécer Gaitán. Fotografia tomada por el Ipialeño Teofilo Mera

* Editorial Sur Liberal, semanario del Pueblo, edición 1 año 1, 17 de julio  de 1948 dirigido por Nelson Enríquez de los Ríos, Fundado y gerenciado por  Leo Nel Chávez Agudelo,

“Jorge Eliecer Gaitán fue el hombre más combatiente. Mas los dardos de sus enemigos siempre se rompieron y desplazaron en la impoluta conciencia de su nombre antes siempre fue vencedor, nunca vencido porque todos los ataques que se han hecho no han tenido fundamento y sólo eran producto de caracterización de espíritus mediocres.

Su muerte acercó más a su partido a la reconquista del poder. Sus recuerdos son una nueva bandera y nos señalan un camino seguro al triunfo y al reinado de la libertad.

Fue Jorge Eliecer Gaitán mártir de una causa grande, la de todas las clases populares de América, él fue el paladín indiscutible de todos los desamparados, la antorcha suprema del obrerismo Colombiano y su ejemplo, porque habiendo nacido de humilde cuna conquistó con su talento la posición de hombre de América.

Nuestro liberalismo, el liberalismo bravo de Ipiales, con fe ciega, por última vez, el 9 de abril abrazó a su jefe, a quien, por todas sus campañas inolvidables. Nunca lo traicionó. Con su último aliento y su postrer mirada, este liberalismo noble, lanzó un grito de dolor y de venganza insaciables. Dejo hogares, dejó los talleres, con calor y burlando la muerte, con amor y brindando la vida, de sus mujeres y salió con sus hombres de siempre para protestar por el más vil asesinato que registra en su historia el conservatismo por Jorge Eliecer Gaitán, el caudillo, con decisión y coraje…” *

GAITÁN Y EL PUEBLO DE IPIALES

“El Dr. Jorge Eliécer Gaitán siempre tuvo por el pueblo de Ipiales una deferencia especial: haciendo una pequeña recordación comprenderemos como estaba sentimentalmente ligado a  esta tierra y cómo Ipiales estaba obligado para con él.

En las jornadas el 8 de junio de 1928, los estudiantes y los obreros se lanzaron a las calles de Bogotá en un movimiento cívico que dio inmensos resultados en la vida de la república; dos Ipialeños, Gonzalo Bravo Pérez y Luís vela Vallejo, ocuparon los primeros puestos de combate en las filas estudiantiles; una bala del gobierno Conservador que como siempre ha tenido que defenderse de las grandes mayorías con la fuerza tronchó la vida de Gonzalo Bravo Pérez.*

Esta sangre Ipialeña unida en la fogosa oratoria del Joven tribuno Dr.  Gaitán causó grandes impactos en el gobierno decadente y así con esos lazos de la sangre se vinculaba por primera vez con nosotros el redentor de las masas.”

Siempre distinguió con su amistad a los estudiantes nariñenses en los claustros universitarios, y por un especial empeño de la diputación  obandeña fue elegido senador de la república en la Asamblea de Nariño. En la campaña presidencial, Ipiales permaneció firme con el hombre que había conquistado sus simpatías, a pesar de que con oscuros  procesos se trató de desviar su firme resolución, por personas mezquinas que siempre han sido y serán ajenas a los intereses del pueblo. El pueblo rindió sus triunfantes resultados sin que hubiera dirigentes cumpliendo así uno de los postulados de mártir.

En las jornadas el 8 de junio de 1928, los estudiantes y los obreros se lanzaron a las calles de Bogotá en un movimiento cívico que dio inmensos resultados en la vida de la república; dos Ipialeños, Gonzalo Bravo Pérez y Luís vela Vallejo, ocuparon los primeros puestos de combate en las filas estudiantiles; una bala del gobierno Conservador que como siempre ha tenido que defenderse de las grandes mayorías con la fuerza tronchó la vida de Gonzalo Bravo Pérez.*

“En el año de 1933 se presentó por primera vez en uno de los balcones de nuestra calle real el futuro hombre que sería la antena de las clases menesterosas; el pueblo de Ipiales le rindió un cálido homenaje de admiración; todavía recordamos sus discursos emocionados en presencia de la frontera de la patria al llegar a un pueblo baluarte del partido liberal en el reducto azul de Nariño.

 …”conocimos a Gaitán en 1933, cuando hacia un viaje por los países sudamericanos. En Ipiales, fue recibido como un prometido del destino para dar batallas y salir triunfante. En un día lluvioso de ambiente tempestuoso y rubricado por el rayo, el pueblo se apretujaba como uno solo para escuchar inconmovible, a pesar de la lluvia que tamboriteaba por doquiera, al tribuno que le decía que hay que purificar las ideas, como se purifica el agua entre las nubes para hacer fructificar  la tierra. Y aquí lo conocimos: pausado en el hablar, hasta que lo arrebataba el verbo sublime que lo convertía en un semidiós  de la palabra: de tez morena, marcado tinte de los fuertes que dominan sin importarles la intemperie; sus ojos inquietos para abarcar cuanto lo rodeaba; su bien formada cabeza que desafiaba el pedestal regio de sus hombros robustos; su brazo enhiesto que hacía de su oratoria el ímpetu de su inteligencia privilegiada; de regular estatura lo vimos avanzar pausado y sonriente para estrechar efusivamente a cuantos llegaban a saludarlo…”

GAITÁN EN CAMPAÑA 1946

Jorge Eliecer Gaitán Visitó por segunda ocasión a Ipiales en marzo de 1946,  en plena campaña política para la Presidencia de la República. Las elecciones fueron  el 5 de mayo, de ese mismo año donde resultó electo el conservador Mariano Ospina Pérez.

Gaitán aterriza ese día en el campo Aéreo San Luís. Una gran multitud de ipialeños y obandeños lo reciben con vivas y aplausos, luego lo encaraman en uno de los automóviles de la Empresa Caldas y Castrillón hasta el recientemente nombrado Parque Santander; allí se apea y camina un amplio tramo hasta que Alfredo Pantoja, el popular “Cuadrado” le ofrece su bicicleta en la que se monta; al pasar por la puerta del Grupo Cabal, un oficial del ejército que estaba en la guardia grita “¡viva Gaitán!”,  -cuentan que este miembro del ejército nacional días más tarde fue destituido por tal atrevimiento-.

La caravana va por toda la carrera sexta hasta llegar hasta a la Plaza de La Libertad, o Parque 20 de Julio, donde se  desarrolla un acto político y Gaitán se dirige a la muchedumbre desde uno de los balcones del “Club Ipiales”, ubicado entre las carreras quina y sexta, en una casona ubicada donde ahora están las instalaciones de la Notaria Primera.

Momentos, mas tarde se dirige, a pie, hasta el “Gran Hotel” considerado el mejor hotel de la ciudad, de Propiedad de la Empresa Viveros; en ese trayecto, como anécdota, un reconocido carterista: Carlos Erazo, conocido como “el patilimpio”, le robó la cartera a Gaitán. En el almuerzo se dice fue atendido por una reconocida cocinera de la época: doña Rosa Ayala.

En esta casona, que aún conserva el nombre del que fuera el más prestigioso hotel de Ipiales en la década de los 40, el siglo pasado, se hospedó, Jorge Eliécer Gaitán, cuando visitó la ciudad en calidad de candidato a la presidencia de la República. (Marzo, 1946).

La casa donde funciono el Gran Hotel fue demolida, en 2016, ninguna autoridad fue capaz de luchar por su reconocimeinto como patrimonio historico. (Foto La Ipialeñísima)

Siempre acompañado por una gran multitud de admiradores Ipialeños, Jorge Eliecer Gaitán, Visitó El estudio fotográfico del maestro Teófilo Mera, ubicado en la carrera 5ª entre 3ª  y 4ª, contiguo a, donde actualmente está, la Institución educativa Inmaculada Concepción. Don Teófilo  le tomó una fotografía, tipo retrato, y además Gaitán posó con lo más representativo de la dirigencia liberal de Ipiales. En esta histórica fotografía aparecen, con el caudillo, algunos de los más destacados dirigentes liberales de esa época en Ipiales. En la parte superior, de izquierda a derecha Diógenes cabrera, Pedro Erazo, Antoliano López, Alfredo Polo, José maría Caicedo, Norberto Bravo, Placido Mera Sarasti, Lisímaco Castrillón, Miguel Medina, Augusto del Hierro, Efraín Mora Herrera, Guillermo Montenegro Vela, Leo Nel Chavez Agudelo, Eduardo Pérez, Alfonso Alexander Moncayo, Humberto Ordoñez, Isaías Chaves, Ernesto Vela Castrillón, y Nabor Revelo. Las dos personas que se encuentran sentadas en el suelo hacían parte de la comitiva que acompañó a Gaitán en su Visita a Ipiales.

Nuevamente, cifras sobre Covid-19 en Nariño tienden a la baja.

Nuevamente, cifras sobre Covid-19 en Nariño tienden a la baja.

A la fecha se reportan 2 fallecidos en departamento de Nariño. Pasto (1), Aldana (1) Las muertes por Covid-19 asciende a 660. A la fecha Nariño tiene un porcentaje de ocupación de camas UCI de 42.5%; a la fecha, hay 17.814 casos en el departamento y la cifra de personas recuperadas es de 13.532…

Laura Patricia Gallardo Oyola, quien bajo el seudónimo Piña Vainilla presentó su propuesta con el título ‘Noche de Cuerdas entre montañas’ al concurso del afiche promocional de la décimo tercera versión del Festival Internacional Ipiales Cuna de Grandes Tríos.

Laura Patricia Gallardo Oyola, quien bajo el seudónimo Piña Vainilla presentó su propuesta con el título ‘Noche de Cuerdas entre montañas’ al concurso del afiche promocional de la décimo tercera versión del Festival Internacional Ipiales Cuna de Grandes Tríos.

Es barranquillera, licenciada en educación especial, desde hace 6 años se encuentra radicada en la ciudad de Bogotá, donde trabaja con primera infancia y población vulnerable mediante proyectos relacionados con la estética, aficionada al dibujo y la ilustración, por...

Otros Artículos de Interés

BANDA MUNICIPAL DE IPIALES, 113 AÑOS DE CULTURA MUSICAL

BANDA MUNICIPAL DE IPIALES, 113 AÑOS DE CULTURA MUSICAL

El 6 de noviembre de 1906, siendo Alcalde Manuel Salazar se fundó la Banda Municipal de Ipiales, bajo la dirección del maestro Braulio Folleco,
Considerada una de las bandas de músicos más estables y reconocidas. en sus inicios estuvo integrada, en su mayoría, por músicos empíricos,,,

Por qué: Ipiales, “Ciudad de las “Nubes Verdes”

Por qué: Ipiales, “Ciudad de las “Nubes Verdes”

El matiz verdoso que toman las nubes, ciertas tardes de la ciudad de Ipiales, es un extraño fenómeno que se genera, posiblemente, por el verde de las praderas y montañas que circundan este hermoso territorio en el Sur occidente de Colombia.