DICIEMBRE, ALBORES DE CARNAVAL

julio 31, 2019

El tradicional Pase del Niño Dios, organizado por las Nodrizas o Madrinas. Se realizaba con la coordinación de la parroquia, desde la casa de habiación de alguna ellas que velaban la imágen del Divino Infante. La trasladaban, en desfile, hasta el templo acompañada de la Banda Municipal y con la algarabía de los cohetes, y bolaterías, elaborada por expertos pirotécnicos del Barrio La Laguna.

Diciembre, el último mes del año, el más festivo en el calendario gregoriano tiene 31 días. En el calendario romano, diciembre era el décimo mes (en latín, decem, ‘diez’)  pero se conservó el nombre en el actual ajuste. La temporada de Navidad arranca el 8 y culmina el 25 de diciembre, pero en algunas partes se prolonga hasta el 31; ha tomado algunos elementos de la naturaleza festiva de las saturnales, francachelas celebradas por esta época del año en honor al dios Saturno.

Diciembre es la ilusión de los niños por los regalos, la nostalgia de los mayores; sobre todo por el amor que en este mes recibe y se da, es el mes del retorno donde los seres queridos, que por alguna razón están lejos  vuelven a casa a pasar la Navidad junto a su familia; es el mes de alegrías y nostalgias, de regalos, comidas, ritos,  tradiciones paganas y religiosas.

Las tradiciones cultivadas por la religión Católica, mezclada con los juegos y rituales del mundo pagano, poco a poco le van dando forma al Juego del Carnaval- (Foto-composición: Alirio Velásquez)

En nuestro medio la navidad no es únicamente la Noche Buena o noche del 24 de diciembre,  poco a poco se han ido adoptando tradiciones de celebración como el 7 de diciembre día de las velitas, el 8 día de la Inmaculada Concepción, la víspera de la novena el 15 de diciembre y ésta que dura 9 días hasta el 24, los “pases del Niño”, el 28 día de inocentes y el 31   día en que termina el año.

Navidad es todo el mes de diciembre, pero el comercio, actualmente pone el ambiente desde los primeros días de octubre, por estos tiempos no es raro escuchar comentar, -¡“es navidad”!-. La navidad es una celebración anual en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén, según los evangelios de San Mateo y San Lucas; después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico cristiano.

Desde hace un tiempo Colombia adopta el 7 de diciembre como el preludio de la navidad celebrándose el día de la luz, “día de las velitas”, donde las puertas y ventanas se alumbran con un sinnúmero de luces en la noche previa a la celebración de la fiesta de La Inmaculada Concepción conmemorada por el Mundo Católico.

Desde esa fecha empieza a reinar el ambiente decembrino, nada es igual a lo ocurrido en el resto del año todo sabe a fiesta, a nostalgia a recuerdos a juegos,  amor, paz, alegría.

Según la historia, la fiesta pagana asociada con la nueva navidad fue el saturnal romano, (del 17 al 23 de diciembre), en honor a Saturno, dios de la agricultura que se celebraba durante 7 días de diversión y banquetes, al mismo tiempo era aclamada en Europa una fiesta similar de invierno conocida como el “yule” en la que se quemaban grandes troncos y ramas con adornos de cintas de colores en honor a los dioses para conseguir que el sol brillara con más fuerza.

Posteriormente, la Iglesia Católica, en la Edad Media añadió el nacimiento y los villancicos a sus costumbres; en esta época los banquetes eran el punto culminante de la celebración; todo esto tuvo un fragoso final en Gran Bretaña cuando en 1552 los puritanos prohibieron la celebración de la navidad. Aunque la navidad volvió a Inglaterra en 1.560, con Carlos II, los rituales desaparecieron hasta la época Victoriana.

La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del Siglo XIX. El árbol de navidad originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América, los villancicos fueron recuperados y se compusieron otros nuevos; la costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede, del siglo XIX. Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1.870; la primera de ellas se imprimió en Londres (1.846). La imagen de Santa Claus con el trineo, los renos y los juguetes es una invención estadounidense de esos años, aunque la leyenda de Papá Noel sea antigua y compleja procede, en parte, de San Nicolás,  una jovial figura medieval del espíritu de navidad.

A la Noche Buena la precede una celebración que dura 9 días a la que se llama “Las Posadas”, -conocida también como la novena del niño Dios- ; empieza el 16 de diciembre y recrea el viaje de María y José en busca de alojamiento antes del nacimiento de Jesús; el número 9 también alude a los 9 meses de embarazo de María; parte  esencial de la fiesta es pedir posada mediante cánticos en los que los viajeros solicitan el favor de ser recibidos y los posaderos responden primero negándose y al final concediéndolo, por lo que todos estallan en jubilo tras el feliz final de la travesía de los peregrinos.

 Otro elemento fundamental es la piñata y el pesebre que junto con el canto de la letanía, los juegos tradicionales, los dulces y las bebidas propias de la época aglutina las enseñanzas introducidas por los evangelizadores de una nueva España en la segunda mitad del Siglo XVI. Según cuenta la leyenda, allá por el año 1.223 se aproximaba la navidad y Francisco de Asís, por aquel entonces se encontraba en Greccio, pequeña aldea al norte de Italia,  mandó a llamar a su amigo Giovanni Velita y le dijo “quisiera representar al Niño nacido en Belén y ver con nuestros ojos la pobreza en la que se encontraba por no tener nada de cuanto necesitaba un recién Nacido”.

Aconteció pues en los días aquellos que salió un edicto de César Augusto para empadronarse todo el mundo. Fue este empadronamiento primero que el del Gobernador de Siria Cirino. E iban todos a empadronarse, cada uno en su ciudad. José subió a Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea , a la ciudad de David que se llamaba Belén, por ser el de la casa y de la familia de David, para empadronarse con María su esposa que estaba en cinta. Estando allí se cumplieron los días de su parto, y dió a luz a su hijo priomgenito, lo envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, por no haber sitio para ellos en el mesón…” (Lucas 2. 1-17).

 Habían pasado 1.200 años del nacimiento de Jesús y nadie había pensado en esto, el Niño desnudo sobre la paja tan cerca del buey y del asno jamás se había visto, buscaron un peñasco en las afueras del pueblo y allí encontraron una gruta sobre la roca cortada, treparon un burro y un buey para recrear la escena y vinieron miles de aldeanos con antorchas a iluminar el nacimiento. No han quedado registradas las palabras que pudo haber pronunciado San Francisco esa noche   pero de sus sentidas intenciones han brotado todos los villancicos y canciones que durante tantos siglos han hecho eco de esta celebración.

 En Colombia, especialmente en el departamento de Nariño la realización de la novena navideña parece provenir de finales del siglo XIX acercándose mucho a las tradiciones impuestas por los sacerdotes católicos y arrastrando de paso tradiciones de raigambre indígena, aunque por eso no deja de tener influencias cristianas, que hoy en día la modernidad empieza poco a poco a adherirles elementos profanos a este tipo de celebraciones.

 En Ipiales, la novena del Niño Dios se celebra adentrado el siglo XX.  Comienza con las vísperas el 15 de diciembre en la noche en la Plaza de La Libertad, -Parque 20 de Julio- principalmente, donde esta ubicada la Iglesia Matriz,  con castillos, vaca loca, cuetes, voladores  y volatería, -juegos pirotécnicos, elaborados artesanalmente, por don David Parra y la familia Sarchi en el barrio La Laguna-,  animada por la Banda Municipal; horas más tarde, la gente y la Banda se desplazaban al parque La Pola, Templo San Felipe Neri, donde se hacía otro acto similar y por último en la Parroquia de la Medalla Milagrosa, el hospital San Vicente, ocurría algo parecido.

Cada noche en familia se rezaba la novena, cantando villancicos, se intercambian comidas y dulces”, los adolescentes organizaban las murgas con pingullos (del quechua pinkullo, pifano, flauta grande y larga. Las Flautas de las bandas de música de los indígenas), la puerca y otros instrumentos sencillos de interpretar con los cuales, además, en las madrugadas, alegraban las misas de la novena tanto en La Matriz como en el San Felipe; luego los fieles madrugadores se desplazaban hacia los hornos de pan de maíz, en las noches recorrían las calles de los diferentes barrios solicitando un aporte económico en las diferentes casas, coreando “Ya va a dar…ya va a dar”.

 En escuelas y colegios los niños y jóvenes adoptan la costumbre del juego de los aguinaldos y la tradición de madrugar a la misa de la novena matizado con el rito del coqueteo, el afianzamiento de la amistad y el acecho para ganar la apuesta. Las misas de la novena se celebran, generalmente, desde las 4:00 de la mañana; a las madrugadas a la misa del Niño, se suman tradiciones de la compra del pan de maíz, caliente, recién sacado del horno de leña, además del encuentro entre amigos y enamorados para continuar los juegos de aguinaldos como “palito en boca”, “el golpe”, “hablar y no contestar”, “al sí y al no”; se apostaba un regalo sencillo que el perdedor debía entregar la víspera del veinticinco.

 

Según cuenta don Alirio Solís, uno de los fundadores de la Familia Ipial: cada 24 de diciembre era costumbre el famoso “pase del Niño”. Se trataba del traslado de la imagen del Niño Dios, sobre una vistosa carroza mandada a elaborar por las madrinas o nodrizas, nombradas el año anterior por los respectivos Párrocos, y que en el transcurso de los meses cada una debía hospedar al Dios niño en sus respectivas casas para rezarle y alabarlo durante nueve noches en compañía de familiares vecinos y amigos.

Los hornos de pan de maíz, eran los más visitados, en las madrugadas de la novena de Navidad; el conocido como “Pan de Doña Pastora” era el mas apetecido, le seguía el “Pan de las Martínez”: La costumbre aún se conserva, aunque ha disminuido, hoy en día el Pan de “La Trece”, y la Tienda de Daniel se han encargado de mantener la tradición.

El  “pase  del  niño”, un acto tradicional: las madrinas vestían muy elegantemente y acompañaban a la carroza en procesión desde la residencia de una de ellas, llegaba al  respectivo parque donde daba la vuelta al son de la Banda Municipal, los juegos pirotécnicos y la algarabía de centenares de ipialeños que concurrían a disfrutar de la víspera de la  Noche Buena, igual que en la víspera de la novena, una vez terminado “El Pase” de la Catedral, un río de gente se desplazaba hacia “El San Felipe” y luego “al San Vicente”, trayectos que se aprovechaban para ganar los juegos de aguinaldos, coquetear con las amigas y bacilar con los amigos. Los más grandecitos,, se quedaban, escuchando la Misa del Gallo que recibe al Dios Nacido.

La Noche Buena, aunque ha perdido el encanto de otros tiempos sigue siendo sinónimo del encuentro familiar, de compartir con manjares y licor, de añoranzas sobre tiempos idos. Actualmente, la navidad, es una fiesta con más características   profanas que religiosas; con gran actividad comercial, intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares; para los niños la Noche Buena ha sido la ilusión por la costumbre de recibir los regalos pero al mismo tiempo la preocupación de los padres por  conseguir el dinero para poderles cumplir a los pequeños las peticiones que estos hacen a través de sus cartas manuscritas que le dejan al Niño Dios, debajo del colchón.

El 28 de diciembre, se lo conoce como el día de Los Santos Inocentes, haciendo alusión al pasaje bíblico de la salida de Egipto de la Sagrada Familia ante la persecución del Rey Herodes. En el sur occidente de Colombia se lo celebraba con bromas, se jugaba a las “Inocentadas” que consistían en invitar a los amigos a comer empanadas rellenas de aserrín en lugar de guiso y se acompañaban con un tinto con sal o a un trago, reemplazando el aguardiente con un poco de agua; pero también está el juego del agua, que consiste en arrojar baldados de agua fría al transeúnte desprevenido, o entre los grupos de amigos que en medio del frío penetrante del clima juegan en un acto de purificación del cuerpo, cuya intención primera parece ser la del carnaval que aún se acostumbra a jugar en la República del Ecuador. Según Miguel Garzón Arteaga, (2.011). El periódico Ensayos, órgano de la Sociedad “El Carácter” en su edición No 270, (5 de marzo de 1.949), ya cuestionaba este juego que se encontraba muy arraigado, sobre todo entre los jóvenes, en términos drásticos, calificándolo de “antipático”. Solo a finales del siglo pasado, se empieza a erradicar  este juego, en nuestra Ciudad,  por ser un atentado directo acontra la ecología y la cultura de la conservación del agua.

————————————————-

Tomado de: <<Historias de Carnaval>>, Volumen I. Alirio Velásquez V. Ediciones Excedra. Ipiales 2013
EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

El disfraz, es uno de los elementos más importantes de representación en la fiesta, el rito, el mito y la leyenda. El ser humano para comprometerse con los dioses o para congeniar con la naturaleza, aprendió a mimetizarse, a asemejarse a los animales, a los árboles, a los pájaros, a imitar el ruido del viento, el agua, todo para rendir culto a los dioses, luego, para llamar la atención del oponente o compañero…

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

El 31 de diciembre de 2019, un día de mucha trascendencia cultural en el Municipio de Ipiales al Sur de Nariño, es la fecha en que se da inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera, El desfile de años viejos y viudas abre las actividades de esta expresión cultural que va hasta el 7 de enero. A continuación damos a conocer los ganadores en las modalidades Año Viejo…

JUEGOS DE CARNAVAL

JUEGOS DE CARNAVAL

…Jugar el carnaval es muy propio de los nariñenses, lo que significaría una regresión a la niñez, pintarse, tiznarse, embadurnarse, untarse de ’pueblo’ de color, de raza de libertad. Al mismo tiempo es un desdoblamiento de la personalidad al ocultarse tras un antifaz, una máscara, un disfraz o tras el mismo cosmético…

Más del Carnaval

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

El disfraz, es uno de los elementos más importantes de representación en la fiesta, el rito, el mito y la leyenda. El ser humano para comprometerse con los dioses o para congeniar con la naturaleza, aprendió a mimetizarse, a asemejarse a los animales, a los árboles, a los pájaros, a imitar el ruido del viento, el agua, todo para rendir culto a los dioses, luego, para llamar la atención del oponente o compañero…

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

El 31 de diciembre de 2019, un día de mucha trascendencia cultural en el Municipio de Ipiales al Sur de Nariño, es la fecha en que se da inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera, El desfile de años viejos y viudas abre las actividades de esta expresión cultural que va hasta el 7 de enero. A continuación damos a conocer los ganadores en las modalidades Año Viejo…

JUEGOS DE CARNAVAL

JUEGOS DE CARNAVAL

…Jugar el carnaval es muy propio de los nariñenses, lo que significaría una regresión a la niñez, pintarse, tiznarse, embadurnarse, untarse de ’pueblo’ de color, de raza de libertad. Al mismo tiempo es un desdoblamiento de la personalidad al ocultarse tras un antifaz, una máscara, un disfraz o tras el mismo cosmético…